viernes, 19 de junio de 2009

LECHUGA



Lechuga
Su origen se sitúa en Asia. Se encuentra ampliamente cultivada en todo el mundo, presentando numerosas variedades. Algunas veces aparece asilvestrada.
Características: Planta herbácea anual de la familia de las compuestas. Tallos muy cortos. Hojas verde brillantes sin espinas , las inferiores enteras con pecíolo corto. Hojas superiores sensiles, más redondeadas y ovales. Flores amarillas manchadas de violeta en panículas. Frutos de color gris con un pico prominente, tan largo como el resto.

Tipos de lechuga:
Lechuga Romana: hoja alargada y estrecha. No forman un verdadero cogollo
Lechuga Acogollada o, también llamada, Repollada: estas lechugas forman un cogollo apretado de hojas.

Se distinguen:
Grupo Trocadero Hoja blanda, mantecosa. Más frecuente en el Norte de España.
Grupo Iceberg. Hoja crujiente y consistente. Más cultivada en zonas cálidas de la Península Ibérica.

Propiedades alimentarías:
La lechuga es un alimento que no debería faltar en nuestras mesas habitualmente. Además de las propiedades anteriores, debemos tener en cuenta que su bajo contenido en grasas y en hidratos de carbono y su alto contenido en agua, lo que le proporciona un poder calórico de tan solo 13 Kcal. por cada 100 g. Resulta muy adecuada para dietas de adelgazamiento.

Su riqueza en minerales, especialmente potasio, que es muy necesario para mantener un nivel adecuado de líquidos en el cuerpo, junto con el calcio y el fósforo la hace especialmente adecuada para el correcto bienestar de los huesos.
Presenta además una serie de oligoelementos no muy habituales dentro del mundo vegetal, como el selenio, un antioxidante que tiene un papel fundamental en la prevención de cierto tipo de cánceres, como el de colon, próstata o pulmones.
También previene el envejecimiento precoz e incluso ayuda a combatir la caspa.
Presenta vitaminas C y E, pero, sobre todo es muy rica en beta caroteno, que el hígado trasforma en vitamina A.
Es conveniente comerla fresca, para que no se pierdan sus propiedades alimenticias y medicinales. Tenemos que tener en cuenta que las hojas internas, aunque puedan resultar más apetitosas, presentan menor cantidad de componentes que las hojas externas de color verde más fuerte.

Componentes:
Minerales: potasio, calcio, magnesio, sodio, azufre, hierro, aluminio, cobre, cobalto, silicio, selenio,

Uso interno :
Diurético: Estimula la eliminación de orina, por lo que resulta adecuado en aquellos casos en que haya que estimular a los riñones para aumentar la micción, en enfermedades como : obesidad, hipertensión arterial, etc.
Igualmente se utiliza como apoyo en las dietas destinadas a rebajar el azúcar de la sangre, mediante la eliminación de líquidos corporales. ( Decocción al 50 % de hojas de lechuga durante 10 minutos. Tomar un par de vasos al día)

Aparato circulatorio:
Mejora la circulación, previene la arteriosclerosis y disminuye el colesterol ( Ensaladas de lechuga cruda)

Sedativa:
La lechuga tiene un efecto tranquilizante. Ayuda a calmar los nervios, controlar las palpitaciones y a dormir mejor por las noches, evitando el insomnio. (Tomar una buena ensalada de lechuga, con aceite de oliva antes de irse a dormir.

Aparato respiratorio:
Las decocciones de hojas de lechuga resultan interesantes para las afecciones del aparato respiratorio, ayudando a combatir los ataques de asma y los espasmos bronquiales Para combatir la tos, se puede realizar un jarabe cociendo 150 g de hojas frescas y hervirlas durante un cuarto de hora. Se añade a la mezcla resultante una taza de azúcar. Se guarda en un frasco cerrado para tomar un par de vasos al día calientes.
También se puede realizar una decocción de unas hojas en agua. Añadir el jugo de un limón. Beber un par de vasos al día, uno antes de irse a la cama.

Analgésica:
En uso externo, tiene propiedades emolientes por lo que puede ser utilizada para mitigar los dolores producidos por golpes, torceduras, esguinces, contusiones, etc. ( Decocción de hojas tiernas durante 15 minutos en agua. Colar, dejar enfriar y aplicar como una cataplasma. Se incrementan estas propiedades si se añade a la pasta unas gotas de aceite de oliva.) ( Obtener su zumo machacando la planta. Colar y aplicar sobre la zona dolorida )

Colirio ocular:
Puede utilizarse como colirio ocular para tratar la conjuntivitis, legañas, ojos cansados etc. (Hervir durante 6 minutos 50 gr. de hojas en medio litro de agua, con unas gotas de aceite. Dejar enfriar y , con una gasa, mojar los ojos doloridos. )

Desodorante natural :
Para impedir el olor de los pies y axilas el jugo de lechuga, al igual que el de rábano, constituye uno de los mejores desodorantes naturales. ( Sacar el jugo de una lechuga y guardar en la nevera. Después de bañarse, mojar los pies o las axilas con un poco de jugo)

2 comentarios:

vincent dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent

vincent dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent